¿Hay mucha gente sin seguro en España?

 In Noticias OAL

Los seguros más comunes entre los españoles son los de motor, tal y como aseguran desde Estudios Fintonic, sobre un análisis del sector asegurador en España. Seguros de Coche, moto o furgonetas. Quizás por la obligatoriedad que existe a la hora de tener un vehículo en propiedad, el 76% de los españoles mayores de 18 años tienen uno de estos seguros. En algunos casos, incluso dos, en función del número de vehículos que se tengan.

A los de motor les siguen los seguros del hogar. Estos no son obligatorios, aunque muy recomendables, y normalmente quien tiene una casa en propiedad suele contratar uno. Las pólizas de los seguros del hogar son bastante personalizables, con la posibilidad de escoger los tipos de coberturas y daños a cubrir. Según datos de Estudios Fintonic, el 56% tiene un seguro de hogar.
En tercer lugar se sitúan los seguros de vida, que han aumentado en los últimos años de forma considerable, aunque se debe, en gran medida, a la obligatoriedad impuesta por las entidades bancarias a contratarlo cuando se firma una hipoteca.

En general, el 89% de la población mayor de edad tienen, al menos, una póliza. Estos datos ponen de manifiesto la cantidad de dinero invertido en seguros en nuestro país, y la importancia que le damos a estar asegurados evitando riesgos. Incluso, para viajes, los españoles contratan un seguro específico. Cerca del 9% han contratado alguna vez un seguro de viaje en los últimos dos años.

En este análisis se destaca que el principal factor demográfico que influye en la tenencia de seguros es la edad; menos del 40% de los españoles menores de 24 años tienen algún seguro contratado. Por el contrario, más del 90% de los mayores de 45 años tienen al menos un seguro.

Riesgos de no estar asegurado: por qué existen los seguros

Pero entonces, aquellos que no tengan un seguro contratado, ¿a qué se exponen? Dependiendo del tipo de problema, cuando una persona no tiene un seguro que le cubra en caso de producirse, deberá enfrentarse a gastos inesperados que pueden descuadrar -y mucho- tus cuentas.

Cada acción que realizamos, conlleva una serie de riesgos. Y estar asegurados ante ellos, es prevenirlos.

Los seguros nacen por la existencia de los riesgos en nuestra vida y la probabilidad de que estos ocurran. El problema principal cuando no se está asegurado es el que ocurre en los riesgos más graves: siniestros con el coche, daños importantes a terceros, robos en el hogar, etcétera. Quienes no están cubiertos ante estas posibles situaciones, deben pagar ellos mismos las consecuencias.

Por ello, cada vez se registran más contrataciones de seguros. Incluso, se puede hablar de boom en los de salud. La crisis trajo consigo recortes en sanidad, por lo que muchos han optado por contratar un servicio de sanidad privado. Según se desprende de los datos facilitados por Estudios Fintonic, en 2016 el 19% de la población tenía un seguro privado de salud. Contar con un sistema de salud privado garantiza una atención y unas pruebas médicas cuando sean necesarias, sin la necesidad de tener que esperar, como sí ocurre en la sanidad pública. Hasta las propias empresas ofrecen este servicio como uno de los beneficios sociales de los trabajadores más importante. Y es que en España contamos con un sistema sanitario público que no nos obliga a contratar uno privado, pero esto es algo muy común fuera de nuestras fronteras.

En Estados Unidos es necesario estar asegurado para poder acceder a una atención sanitaria. De lo contrario, hay que desembolsar una cantidad ingente de dinero. El problema es que muchos estadounidenses no puede acceder a un seguro de salud por falta de ingresos o cuando éstos son muy bajos. Cuando un habitante de Estados Unidos necesita atención médica pero no tiene seguro de salud o dinero para pagar el tratamiento, el paciente no es atendido. Por ello, se puso en marcha la ley ACA (Affordable Care Act), lo que viene a significar Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio. El objetivo de la normativa es disminuir el número de personas sin seguro médico para que puedan acceder a estos servicios.

Cómo encontrar el seguro que necesitas

Lo cierto es que tener una serie de servicios asegurados es fundamental para poder vivir en la sociedad actual. Nos enfrentamos a multitud de situaciones de riesgo y es mejor tener solución en caso de suceder algún problema. Sin embargo, muchas veces se paga más de lo necesario. Según datos de Fintonic, los españoles llegamos a pagar hasta un 60% más de cuota por una póliza. Entonces ¿cómo saber qué necesitas exactamente? Lo más recomendable es que hagas un estudio de tu vida y estilo para que puedas adaptar tus seguros a ella.

Encuentra el equilibrio entre estar protegido y no pagar un dineral, pero nunca renuncies a tu seguridad. Asesórate, realiza estudios, y ten siempre en cuenta las posibles consecuencias de los riesgos asumidos. Es posible vivir tranquilamente sin hacer una gran inversión.

Fintonic.

Fuente: www.expansion.com

Recent Posts
Contacto

Descripcion del contacto

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies